Miembros de la Iglesia participan en los esfuerzos mundiales de ayuda ante el COVID-19

imagen

La Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha anunciado un esfuerzo global continuo para abordar la pandemia de COVID-19. Entre los muchos proyectos en curso, se están utilizando recursos y voluntarios de la Iglesia para ayudar a hacer máscaras faciales y otros equipos de protección para los trabajadores de atención médica de primera línea.

Sabemos que Dios escuchará y contestará nuestras oraciones. Se nos ha enseñado a estar 'anhelosamente comprometidos' en aliviar el sufrimiento y el cuidado de los necesitados (véase Doctrina y Convenios 58:27), mencionó la primera presidencia en una carta enviada el martes 14 de abril del 2020.

“Hasta la fecha, hemos aprobado más de 110 proyectos de ayuda de COVID-19 en 57 países. La mayoría de estos se realizan con socios confiables de agencias humanitarias, ministerios de salud y hospitales, lo que nos permite utilizar nuestros recursos, incluidos alimentos, productos de higiene, equipos de protección personal, equipos médicos, dinero en efectivo y otros productos, en lugares donde puedan hacer un buen trabajo” agregó

Por ejemplo, las instalaciones de confección de ropa religiosa de la Iglesia en Brasil, México, Filipinas, Paraguay y Utah están cambiando temporalmente sus operaciones de la fabricación de ropa religiosa por la confección de máscaras y batas que necesitan los profesionales de la salud y las comunidades locales.

'Estamos tratando de trabajar con los gobiernos [y] los líderes de la comunidad y averiguar sus necesidades para luego responder', dijo la hermana Sharon Eubank, presidenta de “Caridades de los Santos de los Últimos Días” y miembro de la presidencia general de la Sociedad de Socorro. 'Hemos movilizado a la Sociedad de Socorro y sus familias para ayudar con algunos de estos proyectos'.

“Caridades de los Santos de los Últimos Días' tiene mucha suerte porque tenemos alianzas, ya sea en una pandemia o no', agregó la hermana Eubank. 'Hemos desarrollado relaciones de confianza con el tiempo. Entonces, cuando hay una pandemia, no tenemos que comenzar desde cero. Sabemos exactamente cómo ayudarnos unos a otros '.

En Utah, las mujeres de la Sociedad de Socorro están organizando a los miembros para participar en una asociación entre las Caridades de los Santos de los Últimos Días, Intermountain Healthcare y Salud de la Universidad de Utah para ayudar a confeccionar 5 millones de máscaras clínicas para donar a los trabajadores de la salud.

'Invitamos a nuestros miembros a participar en estos y otros proyectos de ayuda en sus áreas y comunidades a medida que surjan oportunidades y según lo permitan las directivas del gobierno local y las circunstancias personales', dice la carta de la Primera Presidencia.