La Iglesia envía suministros a China para ayudar con el Coronavirus

    foto almacen medicamentos

    A medida que las preocupaciones sobre la enfermedad respiratoria coronavirus continúan aumentando, Russell M. Nelson, Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, preguntó a sus amigos de toda la vida en China sobre lo que podría necesitarse.

    A través de estos esfuerzos, la Iglesia se enteró de la necesidad de equipo de protección en el Centro Médico para Niños en Shanghai, donde se agotaron los suministros debido al brote en Wuhan. En asociación con el Proyecto HOPE (Educación Preventiva Orientada a la Salud), se están haciendo planes para distribuir los suministros necesitados.

    foto de almacen de insumos médicos
    Se están enviando suministros, incluyendo máscaras, desde el Almacén Central de Obispos en Salt Lake City a China para ayudar con un brote de coronavirus. © 2020 por Intellectual Reserve, Inc. Todos los derechos reservados

    Trabajando con el Proyecto HOPE, se está alquilando un avión desde Salt Lake City para transportar suministros desde el Almacén Central de Obispos de la Iglesia en Salt Lake City. Se realizará un segundo envío desde el almacén de la Iglesia en Atlanta. En total se enviarán 220 000 máscaras respirador, 870 pares de gafas protectoras y más de 6,500 pares de overoles protectores en 79 paletas de equipo médico de protección.

    En Shanghai, los voluntarios de los Santos de los Últimos Días esperan ayudar en la recepción y distribución de los suministros a los necesitados.

    Me he relacionado con buena gente de China durante décadas. Ellos son nuestros queridos hermanos y hermanas, y nos sentimos privilegiados de poder ofrecer una pequeña ayuda. Oramos por ellos y sabemos que Dios los bendecirá. —Presidente Nelson

    El Presidente Nelson, un cirujano cardíaco de renombre mundial durante gran parte de su vida hasta que fue llamado apóstol de la Iglesia en 1984, es conocido por realizar cirugía cardíaca, incluso en China, donde su última operación se realizó en 1985. A través de su carrera profesional y servicio a la Iglesia ha hecho amistades largas y duraderas. “Me he relacionado con buena gente de China durante décadas. Ellos son nuestros queridos hermanos y hermanas”, dijo el Presidente Nelson, “y nos sentimos privilegiados de poder ofrecer una pequeña ayuda. Oramos por ellos y sabemos que Dios los bendecirá.” 

    El coronavirus se identificó por primera vez en la provincia china de Hubei, donde el número de infecciones alcanzó casi 6 000, con docenas de casos más confirmados fuera de China continental. Los gobiernos y los ciudadanos de todo el mundo están tomando precauciones para contener la propagación del virus.